Mi madre siempre dice que la vida es como una caja de bombones. Bueno, eso lo decía la madre de Forrest Gump, la mía la asemeja a una selva: cuantas más armas puedas llevar contigo mejor. Así que tómate este artículo como un arma, pero contra los concursos literarios.

Este tipo de iniciativas son como una receta de cocina: lo importante es la comida, pero la presentación cuenta. Así que no te despegues de este artículo si quieres tener suerte en ellos.

Cómo ganar un concurso literario

Claro como el agua

Vamos a empezar por lo básico: la lectura. En este punto nos referimos a que analices las bases de tu concurso literario. Párate a hacerlo detenidamente y a analizar qué puedes y qué no puedes presentar y ajustarte a ellas. También te servirá para descubrir si solo buscan a incautos a los que timar.

Los “pero es que  mi novela tiene 10 páginas más, seguro que no pasa nada” no tienen cabida en este mundo. Estás presentándote voluntariamente a un concurso, por lo tanto o aceptas sus bases o no te presentes. Nadie te obliga a hacerlo.

Y si eres nuevo, es probable que cuando te pidan una plica te quedes a cuadros. No, no es una herramienta de construcción. Es algo bastante habitual en el mundo de los concursos literarios en realidad.

Lo encontrarás, sobre todo, si has de presentarte con un seudónimo. Se trata de un documento con tus datos personales. En cada convocatoria pueden pedirte cosas diferentes, pero suele llevar nombre completo, correo electrónico, fecha de nacimiento, DNI y dirección.

Por otro lado, no creas que los jueces se pasan horas admirando los seudónimos originales de los participantes. Puede que en tus redes sociales tener un buen nombre sea fundamental, pero aquí lo que importa es cómo escribas.

 

No es un trabajo de clase

Imaginemos la situación. Estás en tu casa bicheando nuestros concursos literarios  cuando lees las bases de uno et voilà, tienes el texto ideal.

El número de palabras coincide, la temática, todo es perfecto. Sientes que los astros se han confabulado y que vas a ganarlo. Solo tienes un pequeño problema: ya está publicado en tu blog literario.

Puede que te entre el pánico y pienses que ponerlo como privado sea suficiente. Si tu blog tiene muy pocas visitas y no existe posibilidad de que se haya indexado nunca en otro lugar, puede funcionar. Si no es tu caso estarás perdiendo el tiempo.

Buena suerte intentando borrar tu huella digital. No debería ser esta tu mejor opción para ese concurso literario. Además, harías trampa con ello. Excepto que en las bases se te estipule que puede estar ya publicado, tendrá que ser un relato que nunca haya visto la luz. Tienes que esforzarte para cada concurso en concreto.

 

A reciclar en casa

Ojo, que mezclar varios trabajos tampoco es la solución. Y, además, se nota mucho. El estilo o la manera de narrar probablemente sean muy distintos.

Un refrito de varios textos difícilmente va a ganar un concurso, eso te lo decimos desde ya. De hecho, te va a hacer quedar como una persona poco profesional. Y ninguno queremos eso, ¿verdad?

Es mejor para tu carrera como escritor/a que participes en menos concursos, pero que aquellos en que lo hagas lo tengas claro y quede bien. Estarás esforzándote mucho más (lo que te hará mejorar como escritor) y tu reputación en el mundillo será mejor.

 

La regla del 30 %

Esto que suena a hipoteca te puede hacer ganar puntos en un concurso literario. Envía tu cuento antes de que pase el 30 % del tiempo si quieres que lean más del 30 % inicial.

Es decir, que si tu participación llega antes de que haya transcurrido el primer tercio del tiempo, tendrás más posibilidades de que se lo lean completo. Si, además, eres de aquellos redactores que mejoran a medida que avanza la acción, te conviene que lo acaben.  Pero si lo envías en los últimos días es probable que no lean más del 30 % del relato. Con mala suerte, quizá no pasen ni del 3 %.

Ojo, estamos hablando de situaciones en las que los jueces leen los relatos a medida que van llegando. Evidentemente no todos los casos son así, pero por si acaso no te viene mal enviar tu trabajo lo antes posible.

 

Titulad bien, por favor

Que no juzguemos un libro por su portada es algo cierto pero inevitable. Con tu texto va a suceder con el título. Igual que si se tratase de un artículo en un periódico, es la primera toma de contacto con tu manera de escribir.

Puedes tener un don increíble para titular y escribir regular. Es posible tanto este como el caso contrario, en que los títulos son mediocres pero la narración excelente. Como Lucia Berlin, que quitando Manual para mujeres de la limpieza ponía unos nombres a los relatos bastante mediocres. Como Buenos y malos o Hasta la vista en los que podría haber titulado con una fuerza muchísimo mayor.

Así que esfuérzate por causar una buena primera impresión literaria, pero con sentido. No sirve que hagas un título atractivo si no tiene absolutamente nada que ver con el relato. Un buen truco para titular con fuerza puede ser sacar una cita directa, pero no la añadas porque sí para que quede bonito.

Un ejemplo perfecto podría ser Historia del Rey Transparente de Rosa Montero. En la novela no se averigua el significado del título hasta las últimas páginas.

 

Cómo escribir un relato para un concurso literario

Asumamos que no tiene faltas de ortografía, gramática y que has utilizado correctamente todos los elementos que tienes a tu disposición. Perfecto. Ahora solamente te queda tu historia.

Te voy a dar algunos trucos más o menos generales para escribir el texto de un concurso literario. Si te dan un tema obligatorio, intenta ser original. Es evidente que si la temática es, por ejemplo, el cáncer porque se trata de un concurso literario creado por una asociación de pacientes, lo tienes muy acotado.

En función del jurado (mira siempre quiénes son) puedes imaginar qué van a recibir. Cientos participaciones sobre una persona que parece que va a morir de cáncer y finalmente no. Vale, pues tenlo en cuenta. Hazlo al revés, o juega con el narrador y que sea la persona que está en el hospital de acompañante, por ejemplo. Busca la originalidad dentro del tema solicitado.

Por otro lado, no describas solo. En el colegio seguro que eras un hacha haciendo redacciones con muchos detalles, pero el mundo de los concursos literarios es para personas de acción. Está bien conocerlo todo de los personajes, pero es mejor que actúen. Comparte las características de un buen microrrelato y —¿por qué no decirlo?— de un buen chiste o un buen tuit: brevedad, originalidad y sorpresa. Unas pinceladas correctamente aplicadas pueden ser más que suficiente.

Lee a escritores del estilo. Documéntate y busca autores que escriban textos parecidos. No copies jamás, pero es posible que te inspires para tu propio relato.

Cómo ganar un concurso literario

Nuestra pregunta

¿Cuál es el concurso literario con las bases más complicadas que has encontrado nunca?

Author

Llovía, nací, crecí e hice Periodismo. Escritora de 'La gelba' y vikinga en mis ratos libres desde hace 27 años. En mi blog 'Adriana Tejada. Escritora', me peleo con el #RetoRayBradbury. El resto del tiempo bebo agua, vendo libros y acoso a perros. Mother of Beagles.

2 Comments

  1. <>

    No entiendo que tiene de malo si tu objetivo es ser escritor/a participar en pocos concursos. ¿Porque pocos?. Creo que es una buena forma de pulir tus textos y saber si van gustando o no.

    • Hola, Xurxo:
      Ese es un razonamiento con un doble filo, me explico. En un concurso literario no te corrigen el texto, por lo tanto lo pules exactamente igual si trabajas en él. No es una forma de lograr puntos. Sin embargo, si un jurado (que en muchas ocasiones repiten de un concurso a otro) ve el mismo texto varias veces es indudable que va a pensar mal del autor.
      Por otro lado, no sabes si gustan o no gustan tus textos. Puede haber encantado tu relato, pero pensar que otro tiene más calidad y que el autor considere que, al no haber ganado, no es un buen texto.
      Al decir que es mejor participar en pocos concursos, pero escribir para ellos, quiero decir que te va a servir mucho más como escritor dedicarte a cada uno de ellos en particular que escribir en general a ver en cuál entra y en cuál no.
      De cualquier modo, cada escritor tiene su manera de hacer las cosas y si te parece más adecuado mandar muchos relatos, tal vez a ti te funcione de ese modo. Estos son mis consejos.
      Un abrazo!

Queremos leer qué opinas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies