A pesar de que la tecnología avanza y las formas de ocio evolucionan, no hay duda de que la lectura se sigue manteniendo intacta y como una de las preferidas por millones de personas. Ni siquiera la aparición de las redes inalámbricas en las casas, que nos permiten acceder a mucha información con un aparato electrónico que cabe en nuestro bolsillo —nada que ver con la conexión internet primitiva—, se sigue leyendo tanto en papel como en digital. Sin embargo, incluso los más ávidos lectores que rechazan la tecnología precisan de internet y de tarifas móviles para poder comunicarse con los demás.

¿Cómo han afectado las redes inalámbricas a los lectores?

Las mejores tarifas para redes móviles

Es importante ahorrar en las compañías telefónicas y mucho más cuando prefieres ahorrar también en libros. Por eso, hay que revisar las tarifas contratadas para saber si lo que pagas por internet en el móvil es lo adecuado. Si no es tu caso, y necesitas cambiar de tarifa, puedes utilizar un comparador de tarifas para redes móviles. Te permitirá comparar los precios de fibra y móvil de Más Móvil y de otras compañías. Para más información sobre el comparador de tarifas, puedes visitar sitios webs especializados.

Las compañías telefónicas de España tienen mucha variedad: puedes contratar con empresas que cuenten con ofertas de internet, televisión y línea de teléfono. Pero también existe la posibilidad de contratar sin teléfono fijo, lo que implica no tener que pagar la cuota de línea. Finalmente, es imprescindible tener en cuenta que las compañías telefónicas en 2020 ofrecen tarifas con y sin compromiso de permanencia. Si eres estudiante, por ejemplo, o vas a estar de forma temporal en tu nueva vivienda es la mejor opción para tus redes. Conviene tener muy en cuenta esto, ya que si encuentras una tarifa más barata, pero tienes permanencia no podrás irte sin pagar una penalización.

 

Recuperar el hábito lector

En la actualidad existen muchas alternativas en Internet para disfrutar de la lectura. Y todo ello de forma legal. ¿Quieres descubrir todas y cada una de ellas?

Bibliotecas públicas

Las bibliotecas públicas ofrecen un servicio de préstamo digital. Desde ahí podrás descargar los libros que quieras de forma temporal y de manera gratuita. Por supuesto, también podrás seguir acudiendo a tu biblioteca más cercana.

 

Editoriales

Las grandes editoriales, como Grupo Planeta, cuentan con una versión en audiolibro de gran parte de sus clásicos. No dudes en pedir en las redes qué libro te gustaría que convirtieran a ese formato.

 

Bookcrossing

Si tienes muchos libros y quieres dejar que viajen por el mundo, puedes apuntarte a la plataforma Bookcrossing. Allí identificas el libro e indicas dónde lo liberas y cuando alguien lo recoja inscribe que lo ha recogido. Puedes encontrar más información aquí.

 

Sin duda, son muchas las alternativas en las redes a la lectura tradicional. A todo ello hay que añadir los numerosos dispositivos existentes: eReader, móviles, tablets, etc. Sin duda, son grandes tiempos para los lectores. Y es que el alcance de la lectura ha llegado a límites insospechados en días como hoy. Sin duda, es un placer ser un lector en 2020 y disfrutar de una forma sencilla y a golpe de clic de la lectura en línea… o en papel, claro.

¿Cómo han afectado las redes inalámbricas a los lectores?

Nuestra pregunta

¿Dónde sueles leer cuando no lo haces con un libro impreso?

Author

Lluis Samper es estudiante de Marketing y comunicación digital, formándome profesionalmente en el desarrollo y posicionamiento de páginas web con un gran interés por la investigación cualitativa y big data. Actualmente trabaja en el departamento de Inside Sales de la empresa Papernest, responsable de comunicación y marketing.

1 Comment

Write A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.