Author

Lluis Samper

Browsing

A pesar de que la tecnología avanza y las formas de ocio evolucionan, no hay duda de que la lectura se sigue manteniendo intacta y como una de las preferidas por millones de personas. Ni siquiera la aparición de las redes inalámbricas en las casas, que nos permiten acceder a mucha información con un aparato electrónico que cabe en nuestro bolsillo —nada que ver con la conexión internet primitiva—, se sigue leyendo tanto en papel como en digital. Sin embargo, incluso los más ávidos lectores que rechazan la tecnología precisan de internet y de tarifas móviles para poder comunicarse con los demás.