Category

Escritura

Category

Todos, en un momento u otro de nuestra vida, nos hemos preguntado: “¿Qué hubiera pasado si…?”. Y, aunque en la vida real lo pasado, pasado está, en el mundo literario puede darnos mucho juego. Ucronía es su nombre y, aunque pueda pertenecer a la ficción, temedla por la realidad que habita entre sus páginas.

La ucronía más clásica apela a una posible victoria de los nazis en Europa, pero no es el único tipo que existe. Desde muertes prematuras, nacimientos que nunca existieron o separaciones de reyes, todo puede suceder en una ucronía. Si quieres escribir la tuya, no te pierdas este artículo.

No todo el mundo sabe escribir contenido sobre todos los temas. Tal vez un día te llegue un encargo sobre una materia que no domines, como lo pueden ser las inversiones en opciones binarias.

En todo caso, no tienes que abandonar la tarea, ni escribir lo primero que se te ocurra. Como buen escritor es tu labor aprender sobre el tema y dominarlo para poder realizar algo de calidad.

Cuando asistí a mi primer curso de escritura creativa, hace ya la friolera de doce años, yo quería ser la protagonista, la guay de la clase. Esto es extrapolable a cualquier sitio en realidad. El caso es que, cuando dimos los distintos tipos de narradores, yo quería hacerme la más chula del grupo y decidí escribir un relato usando un narrador en segunda persona.

Sobra decir que es un tipo de voz muy complicada, así que lo mejor es que leas el artículo y comprendas cómo narrar en segunda persona. Porque yo, en ese momento, no entendí nada de nada. Aunque tengo que admitir que me salió un relato apañado.

Probablemente ya has oído hablar del temido reglamento europeo que entra en vigor el 25 de mayo. El RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) sustituye a la LOPD (Ley Oficial de Protección de Datos) y su objetivo es dotar de mayor protección a los usuarios sobre los datos que tienen las empresas sobre ellos.

«¿Y eso qué tiene que ver conmigo y mi blog de escritor?», te preguntarás. Pues mucho, la verdad. En particular si tienes una lista de correo, un formulario de contacto y/o la posibilidad de que comenten tus entradas.

Así que hemos preparado un megapost aclarándoos todos los puntos sobre el tema.

¿Alguna vez has visto una película de James Bond y solamente recuerdes al villano? O, tal vez, te han parecido mejores personajes Maléfica, Scar o Hades que el bueno de turno.

No es porque te gusten más los malos que los buenos o, al menos, no necesariamente. El motivo es que son personajes más ricos y con más matices que los buenos. El autor se ha tomado mucho tiempo en crear un antagonista en la historia. Si quieres conocer algunos trucos para ello, sigue leyendo.

Una de las cosas que aprendemos cuando aún estamos en preescolar es a escribir nuestro nombre. Existe algo en la capacidad juntar las letras con un sentido que nos eleva a otro nivel, que nos beneficia.

Ya no eres un pequeño niño que solo juega con figuras geométricas de bordes suaves. Ahora ya sabes dibujar las letras en el orden específico que se requiere para que formen el sonido con tu nombre ¡Bravo!

Cualquier cosa en el mundo es susceptible de cansar a la persona que la realiza. No importa que se trate de algo que te encanta, siempre puede agotarte. Por eso existe el llamado síndrome del escritor quemado.

Si nunca habías escuchado esta expresión o tal vez la confundes con el bloqueo del escritor, no te pierdas este artículo.