Category

Escritura

Category

“Nuestros dolores son una isla desierta”. Así definía Albert Cohen en la obra El libro de mi madre el sentimiento ante la pérdida de su ser más querido. En ella nos recoge en esencia la individualidad del dolor; lo difícil que es predecir unos patrones para describir la forma de afrontar el duelo ante la muerte. Con ello seguramente nos esté introduciendo en uno de los retos más difíciles a los que tendrá que hacer frente el escritor en su novela.

Y desde luego que no existe un único camino para dotar a nuestros actores de esa pena que nace desde dentro. La complejidad puede estar, en el mejor de los casos, en no haber vivido una experiencia similar.

Hacerse un autor conocido no es tarea fácil. Podemos tener un blog que resulte el mejor escaparate para mostrar la creatividad, pero no será suficiente para alcanzar la deseada fama. Es cierto que al publicar contenidos tenemos ya la primera batalla ganada. Aquí estaremos ante la materia prima que da sentido a todo. Y entonces os preguntaréis, ¿qué es lo que nos faltará?

Sin duda la respuesta está en el alcance de la audiencia. A través de su aprobación sabremos si estamos o no en el camino acertado. Conseguir difusión de nuestro trabajo será el motor que nos lleve al reconocimiento. Por eso, se convertirá en fundamental el guestpost para llegar a tener notoriedad. Bajo este término hacemos referencia al denominado ‘post de invitado’.

Hay matrimonios que no se entiende que permanezcan juntos. Los podemos ver entrelazados por caminos confusos. Los asociamos equivocadamente con una versión unida y feliz, y son en realidad apariencias engañosas. Aquí encuadramos la relación entre estereotipos y arquetipos.

Estamos ante conceptos que se utilizan a la ligera con un mismo significado, pero que el propio diccionario nos avisa de que son polos opuestos. Conocer sus diferencias será clave para no cometer errores mayúsculos.

No voy a negar que he creído a pies juntillas en romances que eran de todo menos amor del verdadero. Estaba ante historias que contaban con dos apariciones estelares en más de trescientas páginas que resultaban suficientes para que los protagonistas fueran dos eternos enamorados. El universo Disney me hizo ver una versión del amor fantaseado. Algo que está muy alejado de la realidad.

Superado ese primer trauma de infancia decidí combatir los relatos forzados, aquellos amores exaltados y, en definitiva, las historias poco creíbles de amor entre dos personajes.

Los bestsellers no se escriben de la noche a la mañana. Esto es una verdad universal junto con el hecho de que el principal obstáculo de un escritor a la hora de publicar reside en él mismo. El sacrificio de hacer un libro es inmenso. A veces realmente titánico. Pero también es cierto que muchos autores con sus propias costumbres añaden dificultades a esta ardua tarea.

Estamos entonces ante toda las famosas contradicciones en el escritor. Y es que existen miles de errores que explican la gran cantidad de textos olvidados sin ningún reconocimiento.

Llega el momento de hacer balance y si durante este año se nos ha quedado clavada la espina de que tendríamos que haber escrito más, vamos a fijar desde ahora 52 retos de escritura para este 2017.

Por si no te has lanzado a tiempo o, por el contrario, eres asiduo ya a nuestros desafíos anuales, desde Literup te proponemos nuevas pruebas para mantener despierta la inspiración durante todo el año.

Si somos previsores y reconocemos que todos sufrimos en algún momento etapas de sequía creativa, vamos a proveernos de una fuente dedicada a la inspiración. El objetivo es tener un banco de ideas, una especie de almacén del que echar mano cuando la musa nos abandona.

La clave para que este cajón de sastre funcione está en entender su funcionalidad sin tener mayores pretensiones. Un banco de ideas serán notas, apuntes o pinceladas destinadas a despertar el ingenio en algún momento.

A menudo nos vemos sorprendidos por historias que conquistan nuestra imaginación. Son narraciones que huyen de los formatos tradicionales para presentarnos de manera silenciosa una realidad disfrazada.

Se tratan de novelas con una alta carga emocional y una sólida idea destinada siempre a la denuncia social. Su punto fuerte radica en la forma tan peculiar y hasta sutil que utilizan para hacer manifiesto un objetivo de gran crudeza, sirviéndose para ello del futuro, la creatividad y ficción elevados a su máxima potencia.

Vamos a lanzarnos a una aventura que tiene mucho de tesón y también algo de improvisación.  En esta hazaña tenemos que elegir un escenario, llenos de valor y asumiendo que viviremos para ese nuevo mundo escogido durante un tiempo, en una historia que nos llegará a pertenecer tanto como los propios personajes creados. A través de un periplo de capítulos entrelazados con el mejor de los aciertos, presentaremos un argumento que unas veces nos resultará…

Al comenzar un proceso de escritura tenemos una idea en nuestra cabeza: escribir, escribir y escribir. La obsesión por rellenar las páginas a buen ritmo con contenido es muy común en las primeras fases, dado que el escritor cuenta con el ánimo y también la suficiente claridad mental para imaginar su planteamiento por escrito.

Pero a medida que avanza el trabajo narrativo podemos perder ese horizonte trazado, bien por estar totalmente sumergidos en nuestra novela, bien por el propio deseo de ponerle punto y final. Este esquema tan nuestro que tenemos en la cabeza nos hace cometer errores de manual y uno de los más notables es olvidar al lector durante este viaje.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies