Tag

Clásicos

Browsing

Hemos escogido celebrar el día de la mujer trabajadora hablando de Ellis Bell. Este es el seudónimo de una de las escritoras más esforzadas de la historia. Si escribir no es un negocio hoy, lo era aún menos en 1847, el año de publicación de Cumbres borrascosas. Si además escribía una mujer, la ruina estaba asegurada. Pero esta obra contiene lo peor de la naturaleza humana y está escrita con maestría en más de un aspecto. Asimismo, se ha convertido en un clásico superventas.

Su autora, una mujer feúcha y resentida, debe de estar carcajeándose en su tumba. O quizá no. A lo mejor se lamenta por no haber podido disfrutar del éxito. Le habría gustado hacerlo acodada en la barra de un bar y vestida con una chupa de cuero. Así me imagino yo a Emily, una tía con muy mala leche.