La semana pasada compartimos con vosotros un artículo sobre el NaNoWriMo e, interactuando por las redes sociales, observamos que muchos de los participantes estáis teniendo dificultades para mantener el ritmo y la productividad.

 

Creemos que toda página de escritura creativa debe tener una entrada sobre productividad, así que El Libro del Escritor no podía ser menos.

 

Nuestras recomendaciones

Los consejos que os traemos los hemos seleccionado entre los 69 propuestos por Niall Doherty y que tradujo Gabriella Campbell en su blog (a quien admiramos y conocimos el pasado julio en la Wizard Con).

Productividad con Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina

Como el artículo original es muy largo, hemos creído conveniente hacer una breve selección y adaptar estos consejos al NaNoWriMo.

Los puntos principales

    • Crea una rutina

Este es el primer consejo que debemos poner en práctica. Es muy importante establecer un horario, en el cual escribamos siempre a la misma hora, y, a ser posible, en el mismo lugar.

Hemos de tener un lugar solo para escribir. Así, una vez nos sentemos, asumiremos que es hora de redactar. Si no disponemos de un espacio únicamente para escribir (entendemos que no vivís en una mansión), podemos realizar actividades asociadas a que ha llegado la hora de escribir. Si os gusta el té, podéis prepararos una taza cuando llegue el momento de poneros manos a la obra. Así, vuestro cerebro asociará esta infusión con la tarea que le corresponde.

 

    • Adapta tu lugar de trabajo

Os recomendamos eliminar las máximas distracciones del sitio donde escribís. Durante ese rato, el móvil y las redes sociales no tienen cabida. Es una buena idea que el entorno esté recogido  para no caer en la tentación de procastinar ordenando todo.

 

    • Conoce tu motivación

Es muy importante escribir por qué estamos participando en el NaNoWriMo, qué queremos conseguir con ello. Simplemente anotadlo. Saber a dónde queremos llegar nos guiará.

 

    • Escribe qué quieres lograr hoy

Si os quedasteis atascados/as ayer en una escena y no fuisteis capaces de resolverlo, anotad en una lista los objetivos que tenéis para hoy. Al tener claro lo que queremos lograr será más fácil que lo cumplamos. También, probad a planificar vuestro día. Así, ayudaréis a cumplir con la rutina siguiendo el horario establecido.

Otro apunte: si suspendéis el ordenador, dejad abierto el documento de la novela. Así, cuando lo encendáis, será lo primero que veáis, y no ese icono tan sensual del explorador.

Productividad

    • La técnica Pomodoro

Este método para aumentar la productividad es uno de los más conocidos. Consiste en establecer sesiones de trabajos con pequeños descansos en medio. Su nombre hace referencia a los temporizadores de cocina con forma de tomate. Las sesiones suelen ser de 25 minutos, con 5 de descanso. Gabriella recomienda el programa que ella usa, Keep Focused, que tiene extensiones para Firefox y Chrome y bloquea tu acceso a determinas páginas (como redes sociales) durante las sesiones.

 

    • Descubre cuándo eres más productivo

No todos tenemos el mismo horario biológico, así que averiguad en qué momento del día sois más creativos y aprovechadlo. Cread vuestra rutina en función de ese momento. La fuerza de voluntad se debe aprovechar porque es un recurso que se va agotando durante el día.

 

    • Escribe aunque no te apetezca

Habrá días en los que preferiríamos hacer otra cosa antes que escribir. Sin embargo, es importante para la rutina mantenerla todos los días. Cumplid con la sesión. Una vez acabe, si no nos vemos capaces de hacer otra, podemos dejarlo. Al menos nos habremos forzado a realizar la tarea. Aunque creáis que estáis escribiendo basura, siempre podréis aprovechar algo de ese material.

 

    • Pon a tus amigos por testigo

Engañaros a vosotros mismos para escaquearos de escribir hoy es fácil. Probad a pedirle a amigos de vuestra confianza que no os permitan saltaros la escritura diaria. No queremos decepcionarlos, así que nos veremos obligados a cumplir con ello.

Por otra parte, involucrar a nuestros amigos en nuestra lucha conllevará que nos ofrezcan su apoyo y/o consejos. Procurad rodearos de personas que sean un ejemplo a seguir (que también estén participando en el NaNoWriMo) y así  será más fácil contagiarnos de su entusiasmo.

 

Para ayudaros en este punto hemos creado un grupo en Facebook para participantes. ¡Os ayudaremos a mantener el ritmo! Únete aquí.

Productividad

    • De uno en uno

Aunque parezca lo más obvio del mundo, no seáis multitarea. Si estáis redactando la novela no estéis pendientes de si el agua hierve para haceros la comida; arreglándoos para salir esta noche; jugando a un juego del móvil. Centraos en la tarea que os toca hacer. En caso contrario, vuestro resultado tendrá menos calidad de la esperada.

 

    • ¡Quiero mi galletita!

Una de las formas para mantener la rutina es premiarnos cuando lo conseguimos y castigarnos cuando no lo hacemos. El premio puede ser que cuando completemos el tiempo asignado a escribir, nos recompensemos viendo el nuevo capítulo de una serie que seguimos. El castigo, en cambio, puede ser anular los planes que teníamos con nuestros amigos esta noche.

Te recomendamos que no seas transigente contigo mismo. Un poco de mano dura te vendrá bien (siempre sin pasarse).

 

    • Explícate por escrito

Si en algún momento nos quedamos atascados, es tan fácil como redactar el problema. Puedes escribir a un amigo, o simplemente redactar el texto como si se lo fueses a enviar. Una vez sintetices con palabras tu problema y aclares tu mente, la solución surgirá. En caso contrario, basta con enviar ese correo.

 

    • Haz un seguimiento de tus avances

Para el NaNoWriMo es fundamental tener constancia de los avances en la cantidad de palabras que realizamos. Pero podemos ir más allá. Anotad qué más habéis completado (capítulos, escenas, descripciones…). Tener una visión de vuestros avances os permitirán mejorar la productividad.

Productividad

    • No te tortures

Si no consigues completar las 50.000 palabras del reto, no te mortifiques. De vez en cuando fracasaremos. Proyectad este sentimiento en cumplir vuestro siguiente objetivo con más ganas y experiencia.

Por último, descansad bien, alimentaos como es debido y haced ejercicio, ya que activa el cuerpo. Luego, daos una buena ducha y, una vez limpios, tendréis energías renovadas para escribir las palabras que tocan hoy.

 

Nuestra pregunta

¿Conocíais ya estos consejos? ¿Utilizáis alguno de ellos?

Author

27 años. Cofundadora de Literup. Licenciada en Periodismo, con un máster en Escritura Creativa y actualmente doctoranda de comunicación. Autora participante y editora de 'La isla del escritor'.

6 Comments

  1. Gema_Escritora Reply

    A mí me cuesta tener una rutina porque soy universitaria y periodista, hay días que estudio por la mañana, que trabajo por la tarde, que hago ambas cosas o que me surgen nuevas obligaciones a lo largo del día. Si no puedo tener una rutina y solo puedo escribir en mis huecos libres, ¿qué puedo hacer?

    • Gema, a mí me ocurría como a ti. Escribía principalmente en el metro, bus, tren, del camino entre mi casa, la uni, el trabajo… Al final acababa siendo una rutina también porque iba todos los días a esos sitios.

      Aunque al final me ha quedado una manía, y es que en casa me distraigo y en el transporte público alcanzo mi máxima productividad, jajajaja. Daños colaterales, imagino.

      Espero que el consejo te ayude. El truco está en sacar tiempo de donde puedas y si puede ser siempre a la misma hora, mejor.

  2. A mí también me cuesta bastante eso de tener una rutina, por eso para este NaNoWrimo decidí hacer un pequeño experimento y planear los capítulos de antemano. Es la primera vez que me pongo tan quisquillosa con una historia pero creo que eso me ayudará bastante a no quedarme estancada y poder adelantar un poco cada día.

    • La verdad es que la planificación para este tipo de retos suele ser una herramienta infalible. No hay que verlo como un encorsetamiento, sino como una pauta para saber más o menos cómo avanzar. Ya nos irás contando cómo va la hazaña.

      Muchas gracias por tu comentario, Beatrice. ¡A seguir escribiendo!

  3. Tan solo una cosa que añadir a este artículo… No tiene que ver con el artículo propiamente dicho, pero es que he visto el mismo fallo en varias entradas y en algún momento tenía que ponerlo (lo siento, no puedo evitarlo

    • David, me parece que tu comentario se ha quedado a la mitad y nos has dejado con la intriga de qué errores tenemos en varias entradas D:

Queremos leer qué opinas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies