El thriller o suspense es un tipo de género literario con millones de adeptos en todo el mundo. Marcado por el ritmo trepidante, asesinatos, cliffhangers y sexo, suele mantener orgulloso en su podio algunas de las novelas más vendidas del año.

Si tienes entre manos un thriller, no tengas miedo y enfréntate a este género tan divertido. Recorre con nosotros todas las claves de lo que convierte a una novela de espías en uno de los libros más vendidos de la historia.Cómo escribir thriller y mantener el suspense

¿Robert Langdom o James Bond?

Antes de empezar con todos los puntos que debería tener tu novela de suspense, vamos a plantearte qué tipos existen para que puedas elegir:

1) Thriller psicológico: aquellas en las que tienes que ahondar mucho en la mente de tus personajes. Elementos como miedos profundos y secretos del pasado hacen suya la trama. El psicoanalista de John Katzenbach, por ejemplo.

2) Thriller de misterio: digamos que si el anterior iba de la mente de un maníaco, en este intentaremos resolver el misterio de un maníaco. Vale, no siempre están locos, pero asesinar a sangre fría porque sí tampoco es de estar muy cuerdo. Como en las novelas de Pierre Lemaitre ya sea Irène, Alex o Vestido de novia.

3) Tecno-thriller: unifica tu historia con elementos clásicos propios de la ci-fi como la información tecnológica detallada. El binomio Preston & Child es experto en este subgénero.

4) Thriller de espías: ¿de verdad es necesario que mencionemos a James Bond?

5) Thriller militar. En el que los protagonistas visten este uniforme. Como El tiempo de los emperadores extraños de Ignacio del Valle.

 

Cómo escribir un thriller: la trama

No tengas miedo de crear un argumento fuerte. Y con fuerte nos referimos a trepidante, rápido, obsceno si es necesario y, sobre todo, en el que sorprendas al lector. Desde luego, si existe un género literario en el que la sorpresa es la que manda se trata del thriller.

En este tipo de historias es especialmente necesario crear historias secundarias. Al fin y al cabo, ese es uno de los elementos que marcan si una novela es buena o no: las tramas. El argumento no puede ser lineal. Por ello recuerda crear un abanico de personajes interesantes con los que juegues.

Otro consejo es que leas mucho thriller. Puede parecer una obviedad, pero es un género que cambia mucho a la hora de ser redactado o de ser visto. No es igual sentir la angustia y el desconcierto de Nick en Perdida en papel que en pantalla. Es un lenguaje distinto y utiliza técnicas que también lo son.

Estas historias secundarias siempre tienen que servir a la trama inicial. Es decir, no solo no son gratuitas, sino que tienen peso en la historia. Cómo ser capaz de crearlas, organizarlas y viene en el siguiente párrafo.

 

Esquematiza

Los esquemas han salvado de la hoguera a muchas historias. No es necesario que uses una pared entera como Carrie Mathison en Homeland, pero sí que es recomendable que organices bien tu trabajo.

Tiene que estar todo muy bien atado desde el momento en que comienzas a redactar. No puedes dejar a la improvisación prácticamente ningún elemento de la historia. Sería fatal que quien finalmente es el asesino… no haya sido mencionado nunca. O que, tal vez, haya muerto (pero de verdad) capítulos atrás. Hazte esquemas como si estuvieras en el colegio.

 

Tus dos nuevas palabras favoritas

Hay dos cosas que tienes que grabarte a fuego. La primera es la palabra cliffhanger. La segunda es que secreto siempre va a ir precedido de “oscuro”.

Bromas aparte, son dos elementos fundamentales en todo thriller. El primero es un momento de la trama que no te permite dejar de leer. Típico del final de los capítulos, el cliffhanger significa, literalmente, “colgado de un acantilado”. Su origen son las series norteamericanas de los setenta que acababan con finales loquísimos que provocaban ansiedad en el espectador.

No es que queramos poner de los nervios a nadie, pero esa pequeña angustia en el thriller forma parte de su estilo. Al fin y al cabo, se trata de una novela de cómo matar… Si eso no tiene su puntito de angustia, no sabemos qué lo va a tener.

Por otro lado, los oscuros secretos de tus personajes te van a escribir la trama. La necesidad de ocultar cosas del pasado es uno de los temas más típicos en el thriller. Recuerda dar los detalles con cuentagotas en la historia. Puedes utilizar la técnica del arma de Chéjov para ir dando pistas al lector.

 

Cuidado con los clichés

Ojo, que por ser típico no dejes que tu historia sea tópica. Atrévete a ser original con personajes poco vistos en este tipo de historias o con una narración diferente a la clásica del thriller.

 Por ejemplo, en Maestra de L.S. Hilton se cuenta la historia de Judith, una mujer que pasa en poco más de párrafo y medio de trabajar en una galería de arte a casi prostituirse. La trama (que podría ser un poco más enrevesada de lo que finalmente resulta ser) es la de un thriller estándar.

¿Qué convierte a esta novela diferente? La narración. El punto irónico de la protagonista se basa que se note su necesidad de pertenecer al mundo de los ricos y poderosos, pero al mismo tiempo se está riendo de ellos.

 

Insinúa, no muestres

Esta frase, tan típica de abuela, hace una perfecta reflexión sobre el thriller. Recuerda que se trata de una historia que va a sorprender. Por este motivo, intenta no solo no caer en tópicos (relee el punto anterior si tienes dudas), sino que sé sutil.

Uno de los motivos por los que es tan importante esquematizar tu thriller es saber qué y cuándo puedes contar algo. No hables en exceso de un personaje que quieres mantener oculto.

En resumen: esquematiza y lee mucho thriller. Con estos dos consejos estarás preparado/a para escribir un thriller. Solo te queda una pregunta: ¿vas a matar o a investigar?

Cómo escribir thriller y mantener el suspense

Nuestra pregunta

¿Cuál crees que es el tipo de thriller que suele funcionar mejor en la literatura?

Author

Llovía, nací, crecí e hice Periodismo. Escritora de 'La gelba' y vikinga en mis ratos libres desde hace 27 años. En mi blog 'Adriana Tejada. Escritora', me peleo con el #RetoRayBradbury. El resto del tiempo bebo agua, vendo libros y acoso a perros. Mother of Beagles.

2 Comments

Queremos leer qué opinas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies