Siempre se ha dicho que la mejor manera de honrar el trabajo de otra persona es la copia. Ese razonamiento algo cuestionable es, sin embargo, una realidad en el mundo del escritor. Porque no solo basta con escribir y publicar un libro, tendrás que enfrentarte al momento en que tu novela sea copiada.

¿Qué hacer entonces? Existen muchas posibilidades, pero no te pierdas ninguna idea importante con este post sobre cómo actuar si tu novela ha sido pirateada. Spoiler: tú también has consumido productos pirateados, así que menos ofensas, por favor.  

Qué hacer si tienes una novela pirateada

La prueba de paternidad

Las novelas son como los hijos: tú los reconoces a la primera, pero los demás no tienen por qué hacerlo. Incluso aunque tengas ochocientos libros publicados, en cuyo caso es posible que te baile alguno que otro, claro está, y no sepas ni cuál es el último. Como Jordi Sierra i Fabra, que en el evento Andalucía Reader Con comentaba, con ironía, que no podía saber con exactitud cuál era su último libro.

Pero consideremos que tú eres un autor normal y no tienes mil libros en el mercado. Un día recibes la llamada de un conocido que te dice que hay una novela pirateada tuya descargándose gratis online. No le preguntes cómo lo sabe, hazme caso.

En ese momento montas en cólera, como es normal. No es que te vayas a hacer rico  siendo escritor, pero tu trabajo y tu dinero ha de ser reconocido. Nuestro primer consejo es que vayas al enlace y compruebes que es el tuyo.

Puede ser una novela con un argumento parecido, con un título similar o incluso con una portada que roza el plagio. Pero si no es la tuya no lo es. Así que lo primero de todo es que compruebes que, efectivamente, se trata de tu texto.

Ya es oficial: tu novela ha sido pirateada.

 

Primero por las buenas

Es tu libro, así que tienes todo el derecho legal del mundo a exigir que se quite de esa página web. Lo primero para ello es ponerte en contacto con el/la webmaster y decirles quién eres y lo que quieres.

Sé claro, envía el enlace y di con firmeza lo que deseas que hagan. Es posible que, en un plazo de tiempo adecuado, te respondan o, directamente, eliminen tu libro de su base. Pero, ¿y si no es eso lo que pasa?

 

Entonces por las malas

Se le atribuye a la actriz Mae West la frase “Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, soy mejor”. Vas a tener que aplicártela en estos casos.

Es decir, no puedes quedarte parado/a ante una respuesta negativa o la ausencia de ella. Lo mejor que puedes hacer cuando has sido pirateado es no resignarte y luchar porque tu contenido sea eliminado.

No es que vayas a ser el vengador de la novela pirateada, pero si no puedes evitar que sigan descargándola de manera gratuita, al menos que castiguen al que la sube.

Para ello, lo más rápido que puedes hacer es entrar en un lugar que tiene previsto Google para este tipo de denuncias. Tú solamente tendrás que rellenar una serie de campos con información, como la url en la que aparece tu obra.

De este modo, este gigante de internet ejerce su control de la propiedad intelectual. O mejor dicho, te permite denunciar cuando se te ha quitado a ti.

 

Alíate con Google

¿El modo de castigo? Es muy sencillo y, de hecho, pueden ser varios los métodos que utilicen. En primer lugar, desaparecer del buscador directamente. Si reciben la cantidad de denuncias suficientes de distintos orígenes, es una posibilidad.

Por otro lado, también pueden reducir su impacto en internet mediante la bajada en el ranking de su buscador. En sí misma, la penalización de Google es algo que todo webmaster teme.

Cualquier tipo de movimiento a la baja en las estadísticas de las páginas puede resultar muy grave para ellos. Este es el motivo por el que puede resultar efectivo el método del email: utilizar el miedo. Así que, si has optado por escribir primero ese correo explicando qué deseas, incluye también esto. Es decir, explícales que vas a “denunciar” su web e igual te hacen más caso así.

Si quieres entrar en la página web de Google que permite denunciar que tu novela ha sido pirateada, solo tienes que hacer clic en “Retirada de contenido por una infracción de propiedad intelectual”.

 

Nuestra experiencia

El año pasado nos llegó un aviso de que habían pirateado ‘La isla del escritor‘. Corriendo buscamos en Google y encontramos dos páginas que tenían la antología colgada. Nos pusimos en contacto con ambas páginas y, al no obtener respuesta, utilizamos la herramienta de DCMA de Google.

En poco tiempo nos contestó el buscador. Una de ellas fue penalizada. La otra no, porque no tenía la antología colgada en realidad. Era un bucle de redirecciones que no llevaban a ninguna parte con el único objetivo de conseguir tus datos.

La verdad es que, dentro de lo desagradable que es la experiencia, Google actuó muy rápido y solucionó el conflicto. A día de hoy solo la página del bucle infinito sigue colgada, la otra no aparece más en el buscador.

 

Tú también pirateas

Sentimos decirte que, aunque denuncies e incluso ese contenido desaparezca, es bastante probable que se reproduzca. Al fin y al cabo, al consumidor de entretenimiento actual se le ha permitido el pirateo cual Jack Sparrow.

Y, seamos sinceros, seguro que tú también lo has hecho alguna vez. Sí, tú, autor/a de una novela pirateada y que quiere sangre porque están leyéndola sin pagar por ella. Y ojo, que tienes toda la razón del mundo: si creas contenido mereces una retribución por ello.

Pero eso no significa que no haya un problema en la sociedad. Vivimos en un mundo en el que se considera que el trabajo intelectual como una película, serie, música o libro está ahí y punto. Podemos cogerlo cuando y como queramos.

Por ello queremos recomendarte que pienses en ello y (al menos en parte) te hagas a la idea de que puede suceder en cualquier momento.

 

¿Qué hacer si has leído una novela pirateada?

Ya no hay vuelta atrás, pero seguro que ahora mismo entiendes mucho más a esos artistas que quieren proteger su trabajo.

No podemos decirte qué debes hacer. Todos hemos descargado una película, serie o libro y estamos acostumbrados a ellos. Eso sí, si eres tú quien lo hace, al menos ten el buen gusto de escribir una reseña, por ejemplo, en Amazon.

Pregúntate la próxima vez que te encuentres ante la posibilidad de leer una novela pirateada si puedes comprarla en ebook. Normalmente tienen unos precios muy bajos (desde los 0,99 a los 2,99€ normalmente) y merece la pena.

Al fin y al cabo, todos hemos pedido prestados libros, ¿y qué es eso si no “piratearlos”?

Qué hacer si tienes una novela pirateada

Nuestra pregunta

¿Qué libro te arrepientes más de haber leído sin pagar por él?

Author

Llovía, nací, crecí e hice Periodismo. Escritora de 'La gelba' y vikinga en mis ratos libres desde hace 27 años. En mi blog 'Adriana Tejada. Escritora', me peleo con el #RetoRayBradbury. El resto del tiempo bebo agua, vendo libros y acoso a perros. Mother of Beagles.

2 Comments

  1. La mayoría de las veces he comprado el libro después de leerlo, si la economía de lo permite. Pero sí, todos en algún momento hemos pirateado.

    • Es lo más triste en realidad, que todos lo hacemos y se normaliza una actividad que es delictiva en sí misma. Con todo, si un 10 % de las personas hicieran lo que tú, el mundo cultural sería un lugar mejor 🙂

Queremos leer qué opinas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies