Lo único que un escritor teme (aparte de una cuenta bancaria vacía) es enfrentarse al pavoroso, y a veces inevitable, bloqueo del escritor. No hay revelación milagrosa que te ayude a escribir la siguiente palabra.

El bloqueo del escritor no es fácil de superar, y no se trata de estar fatigado o no estar lo suficientemente inspirado. A veces es mucho peor. No se puede poner una etiqueta a las emociones que te dejan en un estado de incomodidad.

“El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, método y organización”, (Victor Hugo).

Varios autores han dado a conocer posibles soluciones: como escuchar música o evitar escuchar cualquier tipo de música; ir a un lugar aislado para pensar o escribir en un sitio público donde puedas sentir el ajetreo y el bullicio de la vida, etc. Algunos de estos consejos funcionan para ciertas personas, mientras que la mayoría no. Lo mejor es probarlos y encontrar qué se ajusta más a tu personalidad.

7 prácticas ante el bloqueo del escritor

Solucionar el bloqueo del escritor

Entonces, ¿cómo se puede derrotar al bloqueo del escritor? Estas son algunas de las cosas que puedes intentar:

 

Escribe de forma aleatoria

¿Estás pensando en ese platito que vas a pedir a la hora de la comida en tu restaurante favorito mientras luchas por tratar de escribir algo sobre el papel? No importa, escribe acerca de tus emociones asociadas con la comida, ese restaurante y los recuerdos adjuntos al lugar, si los hay.

Relata con lujo de detalles todo lo que pasapor tu mente. Esto hará que tu energía creativa fluya.

 

No trabajes en lo que estás escribiendo por un par de días

Toma un respiro de trabajar en ese artículo, libro o proyecto en particular. Despeja tu cabeza de la lucha mental que vives. Date un tiempo para recuperarte, y logra otra actitud.

El descanso te da una nueva perspectiva y podría ayudarte a poner en marcha el trabajo. Como si se tratase de un golpe de inspiración, la respuesta que buscabas podría incluso llegar a ti mientras tomas una ducha.

 

No te preocupes por la gramática, la puntuación y la ortografía

Existen personas perfeccionistas que encuentran desalentador descubrir que escriben con errores gramaticales. Darse cuenta de esto rompe su concentración, ya que tienen miedo de encontrar más equivocaciones, cuestionando así su capacidad de escribir.

Lo ideal es que escribas de manera fluida, deja que las ideas lleguen a ti automáticamente, sin detenerte a corregir a cada raro lo que hayas escrito.

 

Lee un libro

No, no escojas a un autor como Salman Rushdie, ni siquiera libros pesados como El manantial de Ayn Rand, que harán que tu cabeza se descontrole.

Selecciona un libro sencillo, preferiblemente de fantasía, una temática que te permite escapar a otro mundo, y sumérgete en él. La lectura de la obra de alguien más no sólo te abre a un nuevo estilo, sino que también te sirve para encontrar la paz gracias al poder de la palabra escrita.

 

Da un paseo, o mejor aún, corre

Salir a la calle para dar un paseo, o incluso una carrera nocturna, puede ayudar con tu bloqueo del escritor. Observa a la gente en el parque, simplemente siéntate en silencio durante algún tiempo después de tu caminata, y no hagas nada más.

Ten curiosidad por las personas que te cruces; imagina cómo terminaron en la ciudad, posiblemente procedentes de diferentes partes del mundo. Teje una historia para cada uno de ellos con tu imaginación. Comenzarás a ver cómo el estrés se desvanece.

 

No apuntes a la perfección

Está bien si esa primera versión no es perfecta, siempre y cuando sea un escrito presentable. No te preocupes demasiado por escribir ese artículo, ensayo o capítulo esté listo para publicar. Preocúpate por dar lo mejor de ti, que lo demás vendrá. No lograrás escribirás nada si te concentras solo en la perfección.

 

Habla con un amigo

Tal vez consideres que más que un consejo, se trata de una distracción, y por lo tanto lo veas como al contraproducente, pero realmente no lo es. De hecho, esta es probablemente una de las mejores maneras de salir del bloqueo del escritor.

Hablar con un amigo no sólo puede dejar que tu mente se desligue del estrés del trabajo pendiente, sino que si tu confidente es un experto en el tema que deseas abordar, podrías pedir su ayuda también. Puede ofrecerte una perspectiva completamente distinta que te será útil para trabajar en tu proyecto.

7 prácticas ante el bloqueo del escritor

Nuestra pregunta

¿Qué más podrías hacer para desordenar tu mente y volver a escribir?

Author

Editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Queremos leer qué opinas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies