Con motivo de la publicación de El último de los thaûrim hemos querido entrevistar a su autora, Cristina García Trufero para que podáis conocer mejor quién está detrás de esta novelette.

Entrevistamos a Cristina Gacría Trufero

La entrevista a Cristina

Cristina García Trufero estudió Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y, posteriormente, se especializó en Periodismo Cultural en la Universidad CEU San Pablo. Compagina el trabajo con la escritura y la administración del blog y canal de Youtube Sumergidos entre libros, donde habla de literatura.

Empezó a escribir, de forma asidua, a los trece años para desahogarse y, desde entonces no ha parado. Cuando se dio cuenta del poder que tenían las palabras empezó a crear sus propios mundos. Siempre le han gustado las historias de fantasía porque en ellas todo es posible, por eso, pese a que también escribe realismo, se centra en el género fantástico.

Tres de sus relatos han sido seleccionados en distintas antologías bajo el seudónimo Olivia B. Gastón: “Con ropa interior de encaje y una bata”, en La isla del escritor (Literup); “Peregrinando hacia el olvido”, en antología Refugiados (Playa de Ákaba) y “De mierda divina hasta el gaznate”, en Retellings de cuentos de Kaidanshu. Aunque El último de los thaûrim es su tercera novela, es la más personal por la enfermedad que trata.

 

¿Cómo está siendo la experiencia de publicar tu primer libro?

Está siendo emocionante y agotadora. Emocionante porque llevo desde los 13 años escribiendo y publicar siempre ha sido mi sueño. Gracias a Literup se ha cumplido. También está siendo agotadora porque con el trabajo apenas me queda tiempo para corregir la novelette. Tengo que quitarle horas al sueño para avanzar con la historia, pero no lo cambiaría por nada. Es un momento único y estoy disfrutando y aprendiendo mucho.

 

El último de los thaûrim forma parte de Proyecto Válidas, ¿tenías la idea pensada de antes o te vino la inspiración tras leer las bases?

La idea surgió tras leer las bases, por lo que estoy muy agradecida por esta convocatoria.

 

¿Por qué decidiste hacer que Vaalir padezca Alzheimer y que a Magog le falte un brazo?

Barajé varias enfermedades para Proyecto Válidas. Las que más papeletas tenían eran la ceguera y el Alzheimer. Al final me decanté por esta última porque llevaba tiempo queriendo escribir una historia que hablara del Alzheimer porque mi abuela lo padeció.

En cuanto a Magog, tengo que confesar que ni siquiera estaba en la idea original. Había otro personaje, pero no era ella. Cuando me tocó escribir la escena en la que aparecía el segundo protagonista, Magog apareció de la nada. Fue ella la que me dijo cómo era físicamente y por lo que había pasado.

 

¿Eres autora de mapa o de brújula?

Soy una escritora de brújula. Trabajo de distinta manera con cada historia, pero siempre utilizo la brújula para avanzar. Suelo tener claro el principio y el final de la historia y lo que ocurre entre medias es una incógnita, pero no siempre es así. Hay ocasiones en las que lo único que tengo claro es el inicio y otras es el final.

Siempre he pensado que las historias ya están ahí y que lo único que hago yo es darles forma y voz. Los personajes hablan, se revelan, cambian lo que yo doy por hecho y me sorprenden reclamando espacio o quedándose al margen. Disfruto mucho con el proceso creativo porque los personajes cobran vida a mi alrededor.

 

Sabemos que a los autores nos cuesta decidir, pero… ¿cuál es tu personaje favorito de El último de los thaûrim?

En este caso lo tengo muy claro: Magog. He volcado en ella muchos sentimientos. Magog pasa, salvando las distancias, algunas situaciones similares a las que yo he vivido con esta enfermedad. Además, sufre una gran evolución a lo largo de la historia, por lo que es inevitable cogerle cariño.

 

¿Qué valoras más del aprendizaje que implica publicar una novelette?

Estoy aprendiendo mucho con la corrección de la novelette. Hasta ahora no era consciente de la cantidad de tics de escritora que tengo y de los errores que cometía.

 

¿Qué crees que ha sido lo más difícil de todo el proceso?

Compaginar el trabajo con la escritura y la promoción de la novelette. Apenas puedo dedicarle tiempo y me da la sensación de que es insuficiente.

Paso muchas horas en el trabajo, así que duermo poco para poder avanzar con la corrección e ir publicitando un poco la historia en redes.

 

Estudiaste Periodismo y un máster de Periodismo Cultural, ¿cómo han influido tus estudios en la creación de El último de los thaûrim?

El periodismo y la escritura de ficción tienen una base en común: pasión por las historias. Así que, en cierto modo, avivó mis ganas de escribir.

 

Has participado en antologías como La isla del escritor y Refugiados. ¿Prefieres publicar novelas o relatos? Y qué te es más fácil de escribir?

Ambos hacen muchísima ilusión, pero si tuviera que elegir, prefiero publicar novelas. Quizá porque el tiempo invertido en ellas, al ser más extensas, es mayor y, por tanto, lo vivo más. También me resultan más fáciles de escribir porque no tengo que ceñirme a unas pocas páginas.

La mayoría de historias que se me ocurren son largas, algunas de ellas crecen tanto que nunca estoy segura de la extensión final que tendrán. Los relatos, en cambio, piden concentrar una historia en pocas palabras, lo que es más complicado. Pero tienen su propio encanto.

 

¿Publicar tu primera novelette va a cambiar tu trayectoria profesional? ¿Te vas a centrar a la escritura a partir de ahora?

Me gustaría, pero por el momento no creo que pueda. Hace un par de años empecé a dedicar más tiempo a la escritura y lo seguiré haciendo siempre que pueda. Para mí escribir es una necesidad, así que nunca voy a dejar de hacerlo. Ahora que he logrado publicar, escribiré con muchas más ganas e ilusión y aplicaré todo lo que estoy aprendiendo con la corrección.

 

Y para acabar, ¿qué consejo darías a los escritores noveles que te están leyendo?

Que nunca dejen de escribir y de luchar por sus sueños. Al final, si perseveras, si luchas por tus historias, llegará el momento en el que alguien apostará por ti.

Es importante, también, rodearse de gente con la misma pasión que tú porque ellos se convertirán en tu apoyo y en tus amigos. La escritura no es un mundo solitario.

 

La novelette

El último de los thaûrim es la quinta publicación de Literup Ediciones, después de lanzar Viajar en el tiempo es fácil… ¡si sabes cómo!Cuando recupere la esperanza, Legado de plumas y Aracnefobia.

Actualmente, está en preventa: puedes adquirir tu ejemplar a un precio inferior que el PVP y llevarte regalos exclusivos, como una chapa literaria o el mapa de Ethirim en A3.

Para que la obra de Cristina fuese publicada en físico y digital, tenía que lograr 50 preventas en menos de 30 días. A las pocas horas ya lo había logrado. Y ya lleva casi 100 libros vendidos.Entrevistamos a Cristina Gacría Trufero

Nuestra pregunta

¿Qué te gustaría preguntar a Cristina sobre su trayectoria literaria?

Author

28 años. Cofundadora de Literup. Licenciada en Periodismo, con un máster en Escritura Creativa. Editora en Literup Ediciones. Autora participante y editora de 'La isla del escritor'.

Write A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.