Este post está destinado a otro de los grandes ignorados, o más bien obviados, de la creación literaria: el estilo. Sí, sé que sabes que lo tienes, pero ahora vamos a intentar descubrir qué es lo que hace que tu estilo sea tan original y único.

Estás con la radio puesta, suenan los primeros acordes de una canción que nunca antes has escuchado, miras a quien tienes al lado y dices: “Esto es Sober”. Por supuesto, en cuanto acaba la canción el locutor te da la razón y la otra persona te mira preguntando cómo lo has reconocido tan rápido. Tú hábilmente respondes: “Pues… está claro, esa voz es inconfundible”.