En los tiempos que corren, hay quien dice que la comunicación ha dejado de serlo porque ya no es bidireccional. Y con los lectores no es una excepción.

Es cierto que cuando hablamos de comunicación tendemos a pensar que el eje central es el emisor, pero no se nos debería olvidar que para que se produzca la comunicación todos los elementos son igual de necesarios.