Hay pocas cosas  más tristes en el mundo que ver a una persona de cierta edad intentando aparentar ser un crío. Así que si te vas a enfrentar a la tarea de escribir fantasía juvenil, ten el cuidado suficiente para no resultar ningún meme de internet.

Y es que escribir para adolescentes no es lo mismo que comportarse o ser uno. Tienes que conseguir meterte en su cabeza y razonar como ellos lo hacen, pero sin caer en tópicos. Sigue estos consejos y serás un viejoven en menos que haces un Wingardium Leviosa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies